lunes, 4 de junio de 2018

El Corpus 2018 dedicado a la Orden de la Merced: 4 altares dedicados en su 800 aniversario.


No fueron 3 como dijimos el pasado viernes, sino que han sido 4 los altares en la procesión de Corpus Christi de Valladolid 2018 dedicados a honrar y recordar el 8º Centenario de la fundación de la Orden de la Merced.
Ayer durante el transcurso de la solemne procesión con el Santísmo Sacramento por las calles de Valladolid pudimos contemplar varios altares para honrar a Jesús sacramentado pero 4 de ellos, los realizados por las hermandades de la OFS Cruz Desnuda, la Piedad, la Pasión y el Santo Entierro estaban dedicados con especial recuerdo a la antiquísima orden de la Merced.

También participó nuestro amigo fray Mario Alonso, revestido con el hábito mercedario, que acompañó al resto de sacerdotes de la diócesis vallisoletana.

Aquí dejamos muestra gráfica de los mismos:

Cofradía de la "OFS la Cruz Desnuda"

Altar de la Cruz Desnuda con la Virgen de la Merced y San Ramón Nonato procedentes del Convento de Santa Isabel y nuestro Padre San Francisco.



Cofradía de la Sagrada Pasión de Cristo:

Altar formado por San Juan Bautista degollado, patrón de la Hermandad y San Ramón Nonato procedente de la S.I Catedral de Valladolid



Muy Ilustre Cofradía Penitencial de Nuestra Señora de la Piedad

Altar formado por la Virgen de la Merced, antigua patrona y devoción de la cofradía de la Piedad,  pues se fundó entre los muros del desaparecido convento mercedario.
Propiedad de la hermanas Mercedarias de la Caridad de Valladolid.



Cofradía del Santo Entierro


Y altar de la Cofradía del Santo Entierro formado por un pintura de Cristo Yacente y un grabado con la imagen de la Beata mercedaria Mariana de Jesús (1565 - 1624) que se puede contemplar en el Museo de San Joaquín y Santa Ana.


Beata en proceso de canonización desde 2011, tuvo gran devoción en vida, para después de su muerte tener fama de santidad pues se encontró su cuerpo incorrupto, es copatrona de Madrid. El cuerpo incorrupto de la beata se venera en la iglesia del Convento de don Juan de Alarcón de Madrid, toda vez que el antiguo convento de santa Bárbara donde se hallaba fue destruido. El sepulcro donde reposa fue regalado por la reina Isabel II . Su festividad se celebra el día 17 de abril.





miércoles, 30 de mayo de 2018

Altares en la procesión del Corpus para rememorar el 800 aniversario de la orden de la Merced.

En este año 2018 se está celebrando el 8º centenario de la fundación de la orden de Santa María de la Merced.

Hace poco, el día 1 de Mayo, se celebró tal efeméride por parte de la comunidad mercedaria de Valladolid en la parroquia que tienen en el barrio de la Victoria con una solemne eucaristía presidida por el Cardenal Arzobispo don Ricardo Blázquez.

Otro bonito detalle será ver en la procesión del Corpus Christi de este domingo 3 de Junio, y durante su recorrido procesional, tres altares con alusiones mercedarias realizados por tres cofradías penitenciales:

1.- La COFRADÍA DE LA PIEDAD, con carisma mercedario, pues nació en el antiguo y desaparecido convento de la Merced en el siglo XVI.
Ubicará una Virgen de la Merced, de la escuela de Olot, propiedad de las Mercedarias de la Caridad de Valladolid.

2.- La COFRADÍA DE LA PASIÓN, pondrá un San Ramón Nonato, de talla, de la catedral de Valladolid.

y 3.- La COFRADÍA DE LOS FRANCISCANOS, con dos imágenes de vestir, una Virgen de la Merced y un San Ramón Nonato, ambas propiedad de las monjas de Santa Isabel.

Extraordinario "detalle" a destacar en la ciudad de Valladolid y su pasado mercedario.


viernes, 27 de abril de 2018

Celebración 800º aniversario de la Merced en Valladolid.



Este próximo martes día 1 de Mayo a las 12:00 de la mañana tendrá lugar el acto principal de la celebración en Valladolid del 8º centenario de la fundación de la Orden de la Merced.
Se celebrará con una solemne Eucaristía que será presidida por el Cardenal Arzobispo de Valladolid, y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Don Ricardo Blázquez.

Valladolid contó desde 1248, y al parecer fundado por el propio San Pedro Nolasco a su paso por Castilla, con el  “Monasterio de Santa María de la Merced e Santa Olalla de Valladolid”, pasando luego a denominarse “Santa María de la Merced".
Su primera ubicación fue en la calle de la "Guariza" o "Boariza", hoy María e Molina, para luego construir hacia ¿1405? un imponente monasterio, hoy lamentablemente derribado, en los terrenos comprendidos entre la actual calle de la Merced y el entorno de la plaza de San Juan y parte de los terrenos del actual colegio de San José, donde todavía a mediados del siglo XX se encontraba una fila de arcos pertenecientes al antiguo claustro del Convento, que posteriormente fueron trasladados a una finca privada a las afueras de Valladolid.

Allí estuvieron los frailes hasta 1835, año en el que se les obliga a abandonar el convento según resolución gubernamental. Posteriormente en 1843 después de la exclaustración, el Ayuntamiento de Valladolid era partidario de mantener el edificio y usarlo como Casa de Beneficencia, pero finalmente se usó como cuartel militar.

En 1849 se derribó la Iglesia Conventual, abriendo así la actual calle de la Merced, único recuerdo del monasterio.


En el artículo “Valladolid”  del diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España, por Pascual Madoz se menciona lo siguiente respecto de la Merced en Valladolid: “Mercedarios Calzados, calle de la Merced, fundado en 1350 por la Reina Doña Leonor, viuda de Don Fernando I de Portugal; la fachada de su Iglesia era bastante regular y en el interior del convento hay un magnífico claustro que se atribuye a Herrera, siendo jónica su galería alta y dórica la baja. En la actualidad está destinado a cuartel de infantería y sus objetos artísticos  han sido trasladados al museo. Su fachada ha sido destruida recientemente sirviendo la piedra para el encauzamiento del río Esgueva. Trátase también de abrir una calle, dividiendo por mitad el convento"

Lamentables decisiones urbanísticas llevaron a la desaparición absoluta de un majestuoso convento, podríamos decir que similar al de San Benito en sus proporciones, con dos claustros magníficos, cuyas trazas se atribuyen a Francisco de Praves.

Los mercedarios volverían de nuevo a Valladolid, en la década de los 70, inauguraban su nueva casa, ahora parroquia, en el barrio de la Victoria.

Actualmente fray Mario Alonso Aguado, mi entrañable amigo, el Comendador del siglo XXI, es quien dirige esta casa junto con tres hermanos más, dedicándose a tareas caritativas y mercedarias.

A continuación os dejo un artículo escrito por él.  Simplemente recordar a la ciudad de Valladolid que el día 1 celebran 800 años de vida mercedaria.

La cofradía de la Piedad debe a esta orden su nacimiento y su cobijo, sus primeros pasos como hermandad los dio en este convento.
Gracias a la Orden de la Merced por tanto... y a seguir



2018 JUBILEO DE LA ORDEN DE LA MERCED, 800 AÑOS DE REDENCIÓN
LA ORDEN de la MERCED, Una Historia de Libertad
 Por el P. Mario ALONSO AGUADO, O de M..




  San Pedro Nolasco, un hombre de leyenda. El fundador de la Merced, llamado Pedro Nolasco, nació entorno a 1180 en Francia. Desde joven vivió en Barcelona, España. Quedó huérfano y heredó el oficio de su padre, mercader de telas. Surcaba el mar mediterráneo para comerciar con los árabes del norte de África. Allí conoció un drama de su tiempo: los cautivos cristianos en tierras árabes. Hombres, mujeres y niños apresados por el simple hecho de ser amigos y seguidores de Jesús de Nazaret.
          Pedro Nolasco tuvo una idea para solucionar este problema: la fundación de una Orden religiosa que se dedicara a la liberación de esas personas, así el 10 de agosto de 1218 fundó la Orden de la Merced, en la catedral de Barcelona. Recibió la ayuda del rey Jaime I, del obispo Berenguer de Palou y sobre todo la protección e inspiración de la Virgen María, de la que era muy devoto y a quien comenzó a llamar Madre de la Merced.
          Desde entonces, unido a un grupo de amigos, dedicó toda su vida a recoger limosnas que empleaba para liberar a los cautivos, comprando su libertad. Fundó un montón de conventos mercedarios y al fin murió lleno de méritos y rodeado de los suyos, en mayo de 1245. Su fiesta se celebra cada año el día 13 de mayo.
          Santos y redentores. Muchos fueron los que siguieron a Nolasco, todos trabajaban por la libertad y varios llegaron a ser verdaderos santos, entre otros: San Ramón Nonato, nació cuando su madre ya había muerto en el parto, es patrón de las embarazadas y parturientas; San Pedro Pascual, obispo, redentor que sufrió el martirio y escritor famoso; San Pedro Armengol, en su juventud llevó una vida desordenada y descarriada, cambió de vida, sintió la llamada a ingresar en la vida mercedaria y entregó su vida por los cautivos; San Serapio, martirizado en un cruz en forma de aspa, como San Andrés. Y no podemos olvidar a dos mujeres ejemplares, Santa María de Cervelló, fundadora de las primeras mercedarias y auxilio de navegantes y redentores, y la Beata Mariana de Jesús, mercedaria madrileña.
Y también en América. Desde el primer momento en que los europeos descubren el Nuevo Mundo, aparecen los frailes mercedarios llevando la Palabra de Dios, catequizando y evangelizando y levantando capillas e iglesias en honor a María de la Merced. Entre los métodos que utilizaron para la evangelización está el aprendizaje de las lenguas indígenas y la música, además defendieron en todo momento a los indios y sus tierras y fueron cronistas fieles. El mercedario más famoso de todos los tiempos, fray Gabriel Téllez, escritor que firmaba sus obras con el seudónimo Tirso de Molina también fue misionero en América, concretamente en Santo Domingo.
 Una familia de muchos hermanos y hermanas.  La Orden de la Merced no está sola, sino un buen número de institutos y congregaciones forman la familia mercedaria. Entre otras están los mercedarios y mercedarias de la Orden Descalza fundados en 1603, las Religiosas Mercedarias Misioneras, fundadas en Barcelona, España en 1860, por Lutgarda Mas; las Mercedarias de la Caridad, fundadas por el sacerdote D. Juan Zegrí, en 1876, en Málaga, España; las Hermanas de Ntra. Sra. de la Merced, francesas, fundadas por María Teresa de Jesús Bacq, en 1864; las Mercedarias del Niño Jesús, fundadas en Argentina por le mercedario José León Torres en 1887; argentinas son también las Hermanas de la Merced del Divino Maestro del año 1889; las Mercedarias del Santísimo Sacramento, fundadas en México en 1910 por una gran mujer llamada Madre Refugio Aguilar, las Mercedarias Misioneras de Bérriz, fundación de la Madre Margarita, en 1930; las Mercedarias Misioneras del Brasil, fundación del obispo mercedario Mons. Inocencio López en 1938. Junto a ellos están los seglares mercedarios y el Movimiento Juvenil Mercedario, grupo que busca  ser libre para liberar, ¿quieres ser tú uno de ellos?
 Puerta Santa Jubileo de La Merced
Indulgencia Plenaria
800 años de fundación de la  Orden de la Merced
La indulgencia plenaria limpia las huellas que el pecado, confesado, deja en el alma. Nos concede “la gracia del perdón completo y total por el poder del amor del Padre que no excluye a nadie”. (Papa Francisco 01/09/2015)
¿Quiénes?
Personas que ingresen a un templo jubilar y cumplan los requisitos de:
  • confesión sacramental
  • comunión eucarística
  • oración por las intenciones del Papa
¿Cuándo?
Desde el 17 de enero de 2018 hasta el 17 de enero de 2019.

jueves, 18 de enero de 2018

Semana Santa de Valladolid 2018, "Pura maravilla de arte"


Fotografía del cartel anunciador de la Semana Santa de Valladolid, año 2018.
Autor: Carlos Jesús Platero Rodríguez
"Jesús atado a la columna", Gregorio Fernández (1619-1623, para el paso del Azotamiento del Señor).
Cofradía propietaria: "Santa Vera Cruz" (1498).
Cofradía que lo alumbra "Hermandad Penitencial de Nuestro Padre Jesús atado a la Columna" (1930).


La leyenda dice que una vez que la escultura estuvo terminada, la imagen de Cristo le preguntó a Gregorio Fernández: "¿Dónde me miraste que tan bien me retrataste?", a lo que éste respondió: "En mi corazón, Señor".

martes, 30 de mayo de 2017

"La historia de la Piedad"


Rebuscando entre mis archivos encuentro este artículo que en su día escribí para que fuese publicado en este blog. Nunca lo hice porque consideré que tampoco merecía mucho la pena. Sinceramente esa etapa pasó.

En todo caso, y cómo no sabemos lo que nos deparará el futuro, lo hago público ahora ya que mucha de la información que se recoje en mi libro ha salido a la luz, en parte, en el libro que ha publicado este año la Junta de Cofradías de Semana Santa y que ha escrito Javier Burrieza Sánchez, "Historia de las Cofradías de la Semana Santa de Valladolid".
Y que todavía no he tenido oportunidad de leer, pero que efectivamente así es porque el propio autor me lo ha transmitido.

La historia de la Cofradía de la Piedad es más que interesante, es más, diría que es una gran desconocida y muy apasionante por todo lo que la ha rodeado en sus casi 5 siglos de vida. O sin casi.
Mi libro recoje lo que la cofradia ha vivido y ha sufrido en el transcurso de los siglos: su desconocido nacimiento y su polémica re-fundación, con pleitos y uniones con las Angustias, y que debido a ello fue a remolque en todo, tardó en hacer sus pasos, se perdió los años centrales de Gregorio Fernández, en apenas 150 años hace y "deshace" su templo penitencial y además le derriban el que le dejan... y por supuesto la traumática y lamentable recuperación de 1924, hecho histórico perfectamente detallado pero que fue tan mal gestionado que casi se lleva por delante a una hermandad secular... y el rumbo que ha tomado en estos últimos años, que muchos no entendemos,  y que no sabemos a dónde nos llevará.

Aquí lo dejo.
Simplemente es un libro histórico, sobre una cofradía histórica, para que perviva en la historia de nuestra Semana Santa y en la historia de Valladolid.

30 de Mayo de 2017.
Festividad de San Fernando III, Rey de Castilla y León.

"Cuando comencé esta aventura no sabía donde me metía, seguramente no era consciente de la envergadura del proyecto. Fue allá por la Semana Santa del año 2000.

Siempre tuve curiosidad por ver como continuaba la historia de "La Piedad", mi hermandad.
La verdad es que sólo sabía lo que se decía, lo que aparecía en folletos y en periódicos... nada más.

Así que me puse a rebuscar, fui recopilando de acá y de allá... tarea larga y minuciosa, complicada a veces, difícil muchas otras.

Al principio fue un dossier de artículos, algunos periodísticos, otros científicos ...otros muchos de bibliografía diversa y variada sobre la Piedad y la Semana Santa de Valladolid, que fui recogiendo, almacenando y releyendo.

Posteriormente la apasionante tarea de descifrar los 11 libros de Cabildos, Cuentas y Cofrades que encontré en el archivo general diocesano, (A.G.D), todavía ubicado en aquel sótano del palacio Arzobispal. Algún escribano de antaño no debió hacer caligrafía en la escuela... ¡vaya tela, qué letrajas!
Y los descubrimientos sorprendentes tanto en el archivo de curia, como en el de la propia hermandad y su fascinante libro de cabildos allí encontrado de comienzos de siglo, que demuestran la autenticidad histórica de la Piedad.

Afortunadamente el entusiasmo y las ganas hicieron que esta humilde historia viese el resultado final. 15 años después y gracias a la ayuda de Mario Alonso Aguado - mi entrañable amigo fray Mario, el nuevo comendador mercedario del siglo XXI, gran persona que me animaba sin cesar - daba por concluida esta historia de la Piedad tras haber ido hilvanado año a año y siglo a siglo los acontecimientos históricos de la hermandad.

Se entregaba en el registro de la Junta de Castilla y León el 13 de Junio de 2015, festividad de San Antonio de Padua. Y tras un período de espera y supongo que que de análisis en Madrid, se me remitía una carta desde el ministerio de Educación y Cultura, donde se expresaba que la obra merecía el reconocimiento necesario para ser registrada, pues se la calificaba de notable.

No pretendo demostrar nada, la verdad está ahí recogida.
Tampoco quiero nada, simplemente que en vísperas de la cuaresma, cuaresma que se avecina cargada de acontecimientos cofradieros, éste quería ser uno de ellos.

Quizás no vea la luz nunca o si... no lo sé, simplemente está ahí. Ahora ya puedo decir que aquella ilusión que rondaba por mi cabeza, ya no es eso sino realidad. Además aparece ahora en este momento de la historia de la Piedad en el que se avecinan aniversarios y conmemoraciones.

2017 es un año con aroma a pasado... unión con la cofradía de las Angustias, ... 4º centenario de la finalización del paso del Lonjinos..., y a partir de ahí muchos otros que vendrán en años próximos.

¿Se hará algo al respecto?

No está publicada, simplemente ya tiene asiento registral 00/2015/4375... aún así algún ejemplar, de forma artesanal, ya he regalado por ahí a buenos amigos. 

Al final uno tiene la sensación de haber cumplido con su deber, es más, uno tiene la conciencia tremendamente tranquila, porque realmente durante todos estos años pasados he hecho realmente lo que me dictaba la razón y mi corazón de cofrade.
Sé que muchos de mis hermanos de la Piedad nunca entenderán que me enfrentara al "poder establecido", tampoco me importa, simplemente pretendía, por coherencia con lo que había descubierto históricamente, devolver esa realidad pasada al futuro más inmediato de la Piedad. Y es que, y sino tiempo al tiempo, quien da la espalda a su pasado y no conoce rigurosamente su historia, nunca podrá afrontar su futuro con plenas garantías, aunque se hagan intentos simulados para ello.

Y es que, desde la época de los Reyes Católicos hasta la actualidad, este libro recoge todos los acontecimientos históricos más importantes de una cofradía "vieja" de Valladolid.


Que podía haber estado mejor, posiblemente, por eso uno pide humildemente perdón por los posibles errores cometidos... pero les aseguro que se entretendrán, aunque a veces se aburran.


Termino. Esta historia va dedicada a todos los hermanos cofrades de la Piedad, del pasado, pues es un homenaje póstumo a su legado y a su trabajo denodado en pos de la hermandad; y por supuesto del presente y del futuro, por cuestiones obvias. 

A toda la Semana Santa de Valladolid, de la que soy un loco apasionado y a mi ciudad, Valladolid; de la que estoy profundamente enamorado.


VALLADOLID, Cuaresma año del Señor de 2017.

jueves, 19 de enero de 2017

Semana Santa 2017

Cartel de la Semana Santa Valladolid 2017.
Cofradía de la Orden Franciscana Seglar "La Cruz Desnuda", a su paso por la Plaza de Zorrilla durante el transcurso de la Procesión General de la Sagrada Pasión en la noche del Viernes Santo.

miércoles, 20 de enero de 2016

Semana Santa 2016

CARTEL DE LA SEMANA SANTA DE VALLADOLID 2016
Autor: Julián Díaz Bajo (Ganador del Concurso de Fotografía organizado por la JCSSVA)

Cartel anunciador de la Semana Santa de Valladolid 2016. Fotografía realizada por Julián Díaz.
Cofradía de la Oración del Huerto y San Pascual Bailón.
Datos técnicos por Julián Díaz Bajo:

La fotografía que ha sido seleccionada para ser el Cartel Oficial de la Semana Santa de Valladolid para el año 2016, se realizó  con una cámara Canon EOS 6D, montando un objetivo Sigma 20 F1:1.8 EX D. Para realizar esta toma no se utilizó ningún sistema de iluminación artificial, contando sólo con la luz ambiental y ajustando el equipo con los siguientes parámetros:
-         ISO 10000
-         Modo de exposición: Prioridad de apertura
-         Distancia focal: 20mm
-         Apertura del diafragma: 6.3
-         Velocidad de obturación: 1/10 s

Se ajustó el iso en un valor de 10000, dada la poca luz natural de la hora del día en que fue realizada.
Utilicé un objetivo de 20 mm,  muy luminoso  ajustando el diafragma a 6.3 para intentar conseguir la mayor profundidad de campo y obtener  la mayor nitidez de la Iglesia de Santa María La Antigua situada en el  fondo de la imagen.
La velocidad de obturación fue marcada de forma  automática 1/10S haciendo que la toma de la imagen corriera el riesgo de poder salir movida.
La fotografía fue realizada el Lunes  Santo, día 30 de marzo de 2015, a las 21:17 horas, en el transcurso de la Procesión del Santísimo Rosario del Dolor  justo en el momento en el que la Cofradía de la Oración del Huerto y San Pascual Bailón procesiona por la zona peatonal de la Plaza  Portugalete a la altura del lateral del Templo Catedralicio de Valladolid.


Valladolid, 20 - Enero - 2016.


domingo, 10 de enero de 2016

Capilla o altar..., no?

Quizás podría ser una opción recuperar la talla del Santísimo cristo de la Humildad... hace algún mal que se ubique en San Martín? Por supuesto que no.  primero porque es propiedad de la cofradía y ella es su legítima propietaria y quien la costeó en su momento. Necesita un lugar más apropiado como imagen devocional de la Piedad.

viernes, 22 de mayo de 2015

La canonización de Isabel I de Castilla... a punto?

La canonización de Isabel I.

Parece que esta vez, sí, Isabel la Católica puede ser beatificada. Y bajo los auspicios de monseñor Blázquez, que ya ha dado impulso a una comisión.

1.-El proceso para la beatificación de la Reina Española Isabel la Católica estaba terminado para el año 1992.
2.-La Iglesia consideró ese año para la beatificación al coincidir con el 500 aniversario de la Evangelización de América
3.-Varios motivos de carácter “diplomático” obstaculizaron que esa beatificación se llevara a efecto
4.-«Juan Pablo II estuvo a punto de beatificar a Isabel, pero Lustiger se opuso decisivamente»
Fuente infovaticana.com/blog/adelante-la-fe/isabel-la-catolica-conoce-su-proceso-de-canonizacion/
             En 1958, promovido por el arzobispo de Valladolid, Mons. José García y Goldaraz, se inició el expediente que daría luz verde al proceso de beatificación de la reina Isabel la Católica. La investigación histórica iniciada por el canónigo Vicente Rodríguez Valencia se interrumpió a su muerte, en 1972. Desde entonces, muchos han sido los parones que han enfriado un proceso que vuelve ahora con fuerza gracias a la obra ‘Isabel Íntima’ (Planeta, 2014), del periodista José María Zavala. De la treintena de milagros y/o favores obrados en personas de distintos países por intercesión de la Sierva de Dios Isabel la Católica que se recogen en este libro, hay uno de particular importancia por haber sido aportado al proceso ordinario diocesano abierto en su día por la Congregación para la Causa de los Santos.

Se trata del caso de Roy Yearling, natural de Michigan (Estados Unidos), a quien le fue diagnosticado un cáncer de páncreas en octubre de 1998. Tanto su esposa, Sylvia, como el resto de su familia empezaron a rezar todos los días desde entonces con gran fervor la oración a la Reina Isabel, rogando por la completa sanación de Roy. Las esperanzas de curación eran prácticamente nulas, incluso para la opinión médica, ya que el doctor que le había diagnosticado el tumor a Roy se negó a hacerle un TAC, argumentando que era perder el tiempo porque iba a morir. La familia no perdió la Fe, siguió rezando a la Reina Isabel la Católica y logró encontrar un nuevo médico que sí le practicó finalmente dicha prueba el 25 de enero de 1999.

Para gran sorpresa del galeno, el tumor había desaparecido. El doctor no supo qué decir a la familia del paciente cuando ésta fue a visitarle, pues se había preparado para explicarles el crecimiento del tumor y las nulas esperanzas de curación y, de golpe y porrazo, se encontró con que éste mal ya no existía. Desde entonces, Roy recuperó todas sus fuerzas, se restableció por completo y pudo incluso volver a trabajar a jornada completa.

En el año 2000, el entonces postulador de la Causa para la beatificación de Isabel La Católica, el padre claretiano Rafael Serra, visitó la casa general de Miles Jesu en Roma para obtener más información sobre la curación extraordinaria de Roy Yearling. Miles Jesu es un instituto de vida consagrada que tiene como una de sus principales misiones difundir la devoción a Isabel la Católica y trabajar activamente por el reconocimiento público de su santidad. Tras aquel encuentro, el padre Serra confirmó que Roma había iniciado una investigación exhaustiva del caso, como si se tratase de un verdadero milagro inexplicable a la sola luz de la ciencia. ¿Será éste el milagro que acelere el proceso de beatificación de Isabel la Católica?



 Entrevista a Jose María Zavala: 

Ya está en la calle Isabel íntima (Planeta), el nuevo libro de José María Zavala, centrado esta vez en un personaje clave de la Historia universal, como es Isabel la Católica. Su popularidad reciente, a raíz del éxito de la serie de televisión de RTVE, va pareja con la persistencia de la vieja leyenda negra contra ella, tejida de falsedades y desenfoques a los que el autor no rehúye enfrentarse.
Cuenta para ello, como explica a ReL, con un documento de excepcional importancia que esperaba en los archivos vaticanos el examen de su mirada escrutadora: laPositio o documento de beatificación de la Reina Católica.
 -¿Está usted preparado para la polémica?
-Si por polémica se entiende desmontar la falsa “leyenda negra” contra la mujer y reina más célebre de la Historia de España, ya lo creo que estoy preparado. Aunque en el fondo no debiera haberla para quien examine, sin prejuicios, el proceso de beatificación de Isabel la Católica. Puedo asegurar que el arsenal de documentos que respalda las principales decisiones de su reinado es abrumador.
 -No sólo la defiende la “leyenda negra”, usted es partidario de que la Iglesia reconozca sus virtudes…
-Ojalá que este libro se convierta en un eficaz instrumento para reabrir el proceso de beatificación de Isabel. Recordemos que el cardenal Rouco Varela impulsó ya dicho proceso en diciembre de 2002, durante una conferencia en la Embajada española ante la Santa Sede en la que calificó a la reina de “gran cristiana” y de precursora de la defensa de los derechos humanos.
-¿Ha habido posibilidades reales de esa beatificación?
-Juan Pablo II estuvo a punto de beatificar a Isabel. Creía en la vida de santidad de esta mujer y reina que vivió en grado heroico todas las virtudes, según se desprende de los más de 100.000 documentos examinados, de los que finalmente se escogieron3.160 documentos repartidos en 27 tomos (el primero de ellos con dos volúmenes) que conforman la Positio a la que he tenido acceso.
-¿Por qué se le dio carpetazo entonces?
-Cuando la beatificación estaba a punto de salir adelante, el cardenal francés Jean Marie Lustiger, amigo del Papa Wojtyla y defensor del diálogo hebreo-católico como judío converso que era, se opuso de forma decisiva.
 -¿Quién fue en realidad Isabel la Católica?
-Antes que nada, fue una mujer ejemplar como hija, esposa y madre. Una mujer y reina con un sentido trascendente de la vida. Católica no de boquilla, como tantos otros de hoy, sino convencida de que Dios ocupa siempre el primer lugar en la vida y de que todo lo demás debe subordinarse a la Suprema Voluntad.
-¿Incluso la expulsión de los judíos?
-Una reina católica como ella, en el siglo XV, creía a pies juntillas que la religión cristiana era una verdad absoluta que debía protegerse a toda costa. Incluso, en efecto, prescindiendo de los falsos judíos conversos que ejercían un pernicioso proselitismo para la fe cristiana. ¡Y ojo, porque la Iglesia pensaba como ella! Juzgar por eso la expulsión de los judíos con criterios actuales constituye un craso error.
-¿Qué quiere decir exactamente?
-Pues que en la expulsión, a diferencia de lo que sostienen algunos, no existió motivo alguno racista o antisemita; sencillamente, porque el racismo como tal no existía entonces sino que es un fenómeno actual. Tampoco hubo codicia alguna de riqueza, puesto que para la corona la medida supuso la pérdida de ingresos para sus arcas. Además, la situación legal de los judíos de Castilla era la de “extranjeros tolerados”, de modo que no fue propiamente una expulsión.
-Si no fue una expulsión, ¿qué fue entonces?
-Estrictamente, una suspensión del permiso de permanencia en España, a modo de pasaporte actual, sin que ello representase injuria alguna, tal y como sostiene el postulador de la causa de beatificación, Anastasio Gutiérrez. En el mismo decreto de los reyes se apelaba exclusivamente al “gran daño, detrimento y oprobio de nuestra santa fe católica”. Recordemos que a Isabel, en el momento de su proclamación, se le tomó juramento en presencia del nuncio apostólico para mantener a sus súbditos “como Dios mejor le diese a entender”. Poco después, ella consagró su reino a Dios en la iglesia de San Miguel de Segovia, de modo que con el decreto de expulsión no hizo sino obedecer un deber de Estado y cumplir un juramento. Podríamos estar hablando largo y tendido sobre este controvertido asunto, pero invito al lector a despejar sus incertidumbres en mi libro.
-¿Y qué les puede decir a quienes condenan la Inquisición por considerarla un instrumento represor y cruel para los no cristianos?
-Los historiadores han centrado su atención en los aspectos secundarios e intrascendentes, pasando por alto la verdadera razón que puso en marcha todo el aparato inquisitorial del reino de Castilla: el fenómeno religioso de los “conversos”. Me refiero a los judíos que abandonaban externamente su religión mosaica y recibían incluso el bautismo cristiano, pero seguían siendo en secreto tan judíos como antes, tratando incluso de arrastrar a los demás a sus ritos mosaicos. Por otra parte, el nacimiento del Santo Oficio en Castilla no fue un invento de los Reyes Católicos. El antecedente más importante se remonta a la delegación del Papa Nicolás V al rey Juan II de Castilla, en 1451. Remito al lector de nuevo a mi libro, porque es imposible ventilar este asunto con tanta premura.
 -Ahora que algunos pretenden expropiar a la Iglesia nada menos que la catedral de Córdoba, ¿qué puede objetar sobre la tan vituperada reconquista del reino de Granada?
-La reconquista de Granada fue, antes que nada, la culminación de un largo proceso de recuperación del suelo patrio, basada en el ideal renacentista de la unidad nacional bajo un Estado de corte moderno. Con la recuperación de Granada, Isabel y Fernando no hicieron sino coronar una empresa comenzada en el año 718 en Covadonga y continuada durante casi ocho siglos. La Reconquista fue acordada por iniciativa de Isabel ya en las capitulaciones matrimoniales y decretada en las Cortes de Toledo de 1480.
 -Y como colofón a la “leyenda negra” contra Isabel no podía faltar el Descubrimiento y evangelización de América. ¿Qué puede alegar ante quienes aseguran que el principal móvil de la expedición de Colón fue la consecución de riquezas para la corona?
-Del arsenal documental de la Positio emerge la principal razón del Descubrimiento: la expansión de la fe de Cristo. Nada, por tanto, de cálculos crematísticos futuros en esta empresa. Es más: la reina llegó a ofrecer sus propias joyas como garantía de un préstamo para financiar la expedición. Podemos afirmar así con el postulador de la causa de beatificación, que a Isabel se debe la incorporación de América a la civilización occidental y la impronta de la cristianización del Nuevo Mundo, sólo comparable a los otros dos hechos misioneros trascendentales: la evangelización de los pueblos del Mediterráneo y la de los pueblos bárbaros de Europa. Casi nada.


No sabemos si la Reina Isabel I de Castilla será llevada a los altares... lo que es indudable es que esta mujer, a más de 500 años de distancia, reinó, pensó y vivió teniendo presente lo que ella consideraba entonces como la verdad absoluta y que no era otra cosa que su fe en Cristo y en su mensaje, en sus valores y en su Evangelio... no la analicemos, y sobre todo no la juzguemos, con ojos y mente de hombres y mujeres del siglo XXI... nada más.

Seguramente hizo por la Iglesia, entonces, mucho más que algunos ahora...

“La vida de Isabel fue siempre católica y santa” (Cristóbal Colón)



miércoles, 22 de abril de 2015

Patrimonio

Imagen para la historia, el Stmo Cristo de la Humildad regresó junto a su hermandad titular durante cinco días en la pasada Semana Santa. Estuvo en la Iglesia de San Martín desde el Miércoles Santo hasta el Domingo de Resurrección... pero a este respecto se nos vienen una serie de interrogantes a la mente... ¿No merecía este hecho histórico un solemne traslado de esta imagen?  ¿No merecía esta imagen, al menos,  una presentación digna ante sus cofrades o  una breve reseña de su historia y del porqué de su recuperación?  ¿No sería más lógico que estuviera todo el año en la sede de la Piedad, pues ella es su verdadera propietaria? ...

Esta escultura es una imagen de Ecce Homo, también llamado "Cristo de la Humildad". En otros momentos de su historia también fue conocido por  el nombre de "Cristo del Gallo", por tener uno a su lado como símbolo de las negaciones de San Pedro; o "Cristo de los Artilleros", ya que hacia finales del siglo XIX empezó a ser escoltado en la procesión del Viernes Santo por 20 soldados y un sargento del cuartel de San Ambrosio, que estaba contiguo a San Antón. Fue tallado por José de Rozas entre finales del año 1690 y comienzos de 1691. Siendo entregado a la Cofradía de la Piedad el 1 de Octubre de ese mismo año. Sale en procesión por primera vez en la Semana Santa de 1692.

Este paso de la hermandad salió de manera ininterrumpida en la procesión de regla de la Piedad desde 1692 hasta , al menos, 1920. Después fue depositado en el templo del Santuario Nacional. En el año 2014 se le rinde de nuevo culto con un solemne triduo. En 2015 es sometido a una profunda restauración, saliendo de nuevo en procesión con su hermandad titular, después de casi 100 años sin hacerlo , en la procesión del Miércoles Santo de la Piedad. 

"El Entierro de Cristo" o "paso del Enterramiento", también conocido como paso del Sepulcro. Fue encargado por la Piedad a Gregorio Fernández y Andrés de Solanes. Éstos dejaron hecho un modelo previo en cera. Fue terminado por Antonio de Ribera y Francisco Fermín en 1642.

Este paso procesional estuvo formado por  4 esculturas más: Nuestra Señora, San Juan, María Magdalena, un sayón y la cruz. Posiblemente entre 1806 y 1809 dejó de salir en procesión. En 1995 se recupera de nuevo por parte de la hermandad, bajo otra denominación,a mi juicio errónea, "Cristo de la Cruz a María". Enel año 2015 comienza a participar  en la procesión de la Piedad del Miércoles Santo.

Nuestra Señora de la Piedad o "Quinta Angustia", realizada por Gregorio Fernández hacia 1627, para la capilla de la Soledad del desaparecido convento de San Francisco. Propiedad del patronato Salcedo y Rivas, salvándose en 1836 de la desamortización de Mendizábal. En 1927 sale por primera vez en procesión en la recién creada de Penitencia y Caridad. En 1935 se convierte en la devoción principal de la Piedad.

En 2027 se cumplirá el 1º centenario de su primera salida procesional y el 4º centenario de su ejecucción por Gregorio Fernández.