martes, 30 de mayo de 2017

"La historia de la Piedad"


Rebuscando entre mis archivos encuentro este artículo que en su día escribí para que fuese publicado en este blog. Nunca lo hice porque consideré que tampoco merecía mucho la pena. Sinceramente esa etapa pasó.

En todo caso, y cómo no sabemos lo que nos deparará el futuro, lo hago público ahora ya que mucha de la información que se recoje en mi libro ha salido a la luz, en parte, en el libro que ha publicado este año la Junta de Cofradías de Semana Santa y que ha escrito Javier Burrieza Sánchez, "Historia de las Cofradías de la Semana Santa de Valladolid".
Y que todavía no he tenido oportunidad de leer, pero que efectivamente así es porque el propio autor me lo ha transmitido.

La historia de la Cofradía de la Piedad es más que interesante, es más, diría que es una gran desconocida y muy apasionante por todo lo que la ha rodeado en sus casi 5 siglos de vida. O sin casi.
Mi libro recoje lo que la cofradia ha vivido y ha sufrido en el transcurso de los siglos: su desconocido nacimiento y su polémica re-fundación, con pleitos y uniones con las Angustias, y que debido a ello fue a remolque en todo, tardó en hacer sus pasos, se perdió los años centrales de Gregorio Fernández, en apenas 150 años hace y "deshace" su templo penitencial y además le derriban el que le dejan... y por supuesto la traumática y lamentable recuperación de 1924, hecho histórico perfectamente detallado pero que fue tan mal gestionado que casi se lleva por delante a una hermandad secular... y el rumbo que ha tomado en estos últimos años, que muchos no entendemos,  y que no sabemos a dónde nos llevará.

Aquí lo dejo.
Simplemente es un libro histórico, sobre una cofradía histórica, para que perviva en la historia de nuestra Semana Santa y en la historia de Valladolid.

30 de Mayo de 2017.
Festividad de San Fernando III, Rey de Castilla y León.

"Cuando comencé esta aventura no sabía donde me metía, seguramente no era consciente de la envergadura del proyecto. Fue allá por la Semana Santa del año 2000.

Siempre tuve curiosidad por ver como continuaba la historia de "La Piedad", mi hermandad.
La verdad es que sólo sabía lo que se decía, lo que aparecía en folletos y en periódicos... nada más.

Así que me puse a rebuscar, fui recopilando de acá y de allá... tarea larga y minuciosa, complicada a veces, difícil muchas otras.

Al principio fue un dossier de artículos, algunos periodísticos, otros científicos ...otros muchos de bibliografía diversa y variada sobre la Piedad y la Semana Santa de Valladolid, que fui recogiendo, almacenando y releyendo.

Posteriormente la apasionante tarea de descifrar los 11 libros de Cabildos, Cuentas y Cofrades que encontré en el archivo general diocesano, (A.G.D), todavía ubicado en aquel sótano del palacio Arzobispal. Algún escribano de antaño no debió hacer caligrafía en la escuela... ¡vaya tela, qué letrajas!
Y los descubrimientos sorprendentes tanto en el archivo de curia, como en el de la propia hermandad y su fascinante libro de cabildos allí encontrado de comienzos de siglo, que demuestran la autenticidad histórica de la Piedad.

Afortunadamente el entusiasmo y las ganas hicieron que esta humilde historia viese el resultado final. 15 años después y gracias a la ayuda de Mario Alonso Aguado - mi entrañable amigo fray Mario, el nuevo comendador mercedario del siglo XXI, gran persona que me animaba sin cesar - daba por concluida esta historia de la Piedad tras haber ido hilvanado año a año y siglo a siglo los acontecimientos históricos de la hermandad.

Se entregaba en el registro de la Junta de Castilla y León el 13 de Junio de 2015, festividad de San Antonio de Padua. Y tras un período de espera y supongo que que de análisis en Madrid, se me remitía una carta desde el ministerio de Educación y Cultura, donde se expresaba que la obra merecía el reconocimiento necesario para ser registrada, pues se la calificaba de notable.

No pretendo demostrar nada, la verdad está ahí recogida.
Tampoco quiero nada, simplemente que en vísperas de la cuaresma, cuaresma que se avecina cargada de acontecimientos cofradieros, éste quería ser uno de ellos.

Quizás no vea la luz nunca o si... no lo sé, simplemente está ahí. Ahora ya puedo decir que aquella ilusión que rondaba por mi cabeza, ya no es eso sino realidad. Además aparece ahora en este momento de la historia de la Piedad en el que se avecinan aniversarios y conmemoraciones.

2017 es un año con aroma a pasado... unión con la cofradía de las Angustias, ... 4º centenario de la finalización del paso del Lonjinos..., y a partir de ahí muchos otros que vendrán en años próximos.

¿Se hará algo al respecto?

No está publicada, simplemente ya tiene asiento registral 00/2015/4375... aún así algún ejemplar, de forma artesanal, ya he regalado por ahí a buenos amigos. 

Al final uno tiene la sensación de haber cumplido con su deber, es más, uno tiene la conciencia tremendamente tranquila, porque realmente durante todos estos años pasados he hecho realmente lo que me dictaba la razón y mi corazón de cofrade.
Sé que muchos de mis hermanos de la Piedad nunca entenderán que me enfrentara al "poder establecido", tampoco me importa, simplemente pretendía, por coherencia con lo que había descubierto históricamente, devolver esa realidad pasada al futuro más inmediato de la Piedad. Y es que, y sino tiempo al tiempo, quien da la espalda a su pasado y no conoce rigurosamente su historia, nunca podrá afrontar su futuro con plenas garantías, aunque se hagan intentos simulados para ello.

Y es que, desde la época de los Reyes Católicos hasta la actualidad, este libro recoge todos los acontecimientos históricos más importantes de una cofradía "vieja" de Valladolid.


Que podía haber estado mejor, posiblemente, por eso uno pide humildemente perdón por los posibles errores cometidos... pero les aseguro que se entretendrán, aunque a veces se aburran.


Termino. Esta historia va dedicada a todos los hermanos cofrades de la Piedad, del pasado, pues es un homenaje póstumo a su legado y a su trabajo denodado en pos de la hermandad; y por supuesto del presente y del futuro, por cuestiones obvias. 

A toda la Semana Santa de Valladolid, de la que soy un loco apasionado y a mi ciudad, Valladolid; de la que estoy profundamente enamorado.


VALLADOLID, Cuaresma año del Señor de 2017.

No hay comentarios: