viernes, 4 de noviembre de 2011

Qué queremos para nuestros hijos: ¿LOS SANTOS o HALLOWEEN?



Cada vez me sorprende más que en los centros educativos se fomente y se potencie un ritual o tradición que nada tiene que ver con nuestra cultura castellana y menos española.

Es sorprendente ver como maestros y alumnos se afanan los días previos al 1 de Noviembre para preparar todo lo necesario para recordar la fiesta de ... ¿los Santos?.

NO, se han cofundido, la de Halloween.

De un tiempo a esta parte es muy común celebrar esta fiesta, la 3ª en importancia en el calendario escolar después de la Navidad y los Carnavales.


Todavía es más sorprendente aún que los niños/as no sepan que el día 1 es la festividad de Todos los Santos, tradicional fiesta española y que se celebra desde hace siglos.


Por no mencionar la anécdota sufrida por algún padre en un centro escolar de Valladolid, cuando éste reclamaba fomentar la Semana Santa de Valladolid, tradición, esta sí, muy nuestra, en vez de Halloween. Se imaginarán, cómo podrán suponer, la respuesta del resto de padres y de la complicidad de la maestra. TRISTE , muy triste.



Para complementar esta pequeña reflexión les dejo con unas palabras de ALDO BONAIUTO (Aso. Católica JUAN XXIII) y GIOVANNI RINALDI (Obispo de Acerra, Italia).



EL CULTO A LAS BRUJAS y DEMONIOS, ANESTESIA EL MIEDO A LA MUERTE.



"El culto a la muerte. que alcanza su clímax en la noche de Halloween es el marco perfecto para la actividad de sectas: Se aprovecha para habituar a las nuevas generaciones al culto al horror y a la violencia, y se les enseña a superar el miedo a la muerte a través de fantasmas, vampiros, brujas y demonios". Explica Aldo Bonaiuto, responsable del servicio antisectas de la asociación católica JUAN XXIII.



Continua diciendo que "mientras muchos critican y ridiculizan la atención de la Iglesia hacia ciertos fenómenos, hay quien se nutre de esta semana y de este día para divulgar y exaltar la brujería y la nigromancia.

Asegura que más allá del marketing, la noche de Halloween no es sólo una fiesta de disfraces. Durante esta noche se roban Hostias consagradas y se profanan cementerios e Iglesias. Y se celebran ritos satánicos en muchas Iglesias desconsagradas. Hay quien se pasa meses tramando y estudiando el modo de poder hacer el mal en este día."

Bonaiuti hace un llamamiento a los PADRES y MAESTROS para "desanimar a los niños y adolescentes a participar en fiestas de Halloween que sean reuniones con desconocidos, ambiguas o de alto riesgo, porque son secretas o reservadas.

Es un llamamiento también al mundo católico para que no se promueva en modo alguno esta Fiesta de Halloween y el culto hacia lo macabro.

¿Queremos que nuestros hijos celebren las fiestas con las criaturas de Satanás y de la muerte, o quizás con alegría y paz,viviendo en la luz?," se pregunta.

LA LUZ FRENTE A LAS TINIEBLAS:

"Halloween empuja a las nuevas generaciones a una mentalidad mágico-esotérica, ataca lo sagrado y los valores cristianos. Y a los más pequeños se les inicia enla sartes y en las imágenes de lo oculto y están muy expuestos a graves situaciones."

También el Obispo de Acerra, ciudad al sur de Italia, recordaba que "hace una año se asesinó a una joven durante la noche de Halloween en Italia."

Este Obispo insta a BOICOTEAR esta fiesta con una propuesta que ha elevado a la Conferencia Episcopal Italiana y los párrocos del país transalpino, para que se tengan las Iglesias abiertas en estos días Santos para recordar uno de los ritos más queridos de la comunidad cristiana. Preferimos la noble solemnidad de los muertos que nos pertenecen que la ridícula e insignificante fiesta que hemos importado, sin saber muy bien cómo, y que está contagiando a nuestros hijos," concluye el prelado.

1 comentario:

Semana Santa en Valladolid dijo...

Muy interesante la actualización, y no puedo estar más de acuerdo con sus palabras. Cada vez se está celebrando más esto de Halloween y que no tiene nada que ver con las tradiciones españolas. Es una lástima, pero esto es lo que trae una sociedad laica, porque cada vez lo es más.

Un saludo.